LA REVISTA QUE SALVA AL HOMBRE
Brad Mehldau, entre la arena y el piano

Nuestro nuevo columnista de música debutó la edición pasada en Esquire con este texto sobre el pianista estadounidense Brad Mehldau. Por: Carlos Alberto Heredia Galindo. 


Página

Su dura piel negra, caoba o blanca protege un cuerpo lleno de cientos de órganos secretos: cuerdas, macillos, básculas, apagadores, caja de resonancia y bastidor, que son parte de su intrincada y bella anatomía. Cuando Bartolomeo Cristofori lo concibió al inicio del siglo XVIII, logró para la música lo que la imprenta hizo para la escritura. Los primeros que vi de niño fueron de juguete. El regalo para el vecinito, y el otro que aparecía en la famosa tira cómica Peanuts (Charlie Brown o Carlitos).

Schroeder, el niño amigo del protagonista, lo tocaba y profesaba así su amor por un “señor llamado Beethoven”. De ese modo lo conocí. Algo me sucede cuando veo uno. No me aguanto las ganas de palparlo, de acariciarlo. Me produce sensaciones similares a las de caminar descalzo por una playa y tocar el océano. Por un instante creo que formo parte del mundo y de ese todo que, aparentemente, se puede conseguir con él.

Con su mezcla de blancas y negras, el piano moderno es uno de esos instrumentos que alcanzan el estatus de fetiche. Dulce, feroz, serena, desenfrenada, sutil o provocadora, su sonoridad se ha convertido en parte esencial de la creación musical. Mozart, Beethoven, Liszt y Chopin escribieron para él notables partituras y, además, fueron grandes intérpretes. Con la llegada del siglo XX, el piano se convirtió en el protagonista del universo musical clásico gracias a las prodigiosas manos de Rachmaninoff, Horowitz, Rubinstein, Richter, Brendel, Gould, Argerich y Pollini, entre otros. Pero, al mismo tiempo, comenzaba a invadir otros mundos.

El jazz, el pop, el rock y el rhythm and blues aceptaban de buena gana su desbordada versatilidad, y así el instrumento revelaba novedosos matices. La disciplina e innovación de nombres como los de Art Tatum, Bill Evans, Nina Simone, Thelonious Monk, Keith Jarrett, Ray Charles, Elton John, Rick Wakeman, Keith Emerson, Richard Wright, Billy Joel y Tori Amos abrían una nueva senda para el piano.

Página
CATEGORÍAS
Edición Actual
Síganos
¿Nos busca? Aquí nos encuentra
© 2012 Todos los derechos reservados | Diseñado por OMEGA WEB SYSTEMS