LA REVISTA QUE SALVA AL HOMBRE
Homenaje a Johan Cruyff, "el mago" holandés

Este es un homenaje a la leyenda del fútbol fallecida el pasado 24 de marzo. El texto apareció originalmente en la edición de junio de 2014 de Esquire Países Bajos. Por: Arno Kantelberg - Fotografía: Jasper Faber / Cortesía EFE


Página

Lleva puestas un par de camisetas polo de cuello angosto, un pantalón azul oscuro casi negro y un par de tenis negros relucientes, todos de su propia marca. Johan Cruyff desconoce la marca del pantalón y de la chaqueta, pues quien le compra la ropa es Danny, su esposa. Era ella quien lo hacía en otro tiempo, en la época en que también le cortaba el pelo y le hacía aquel peinado que transformó al mejor futbolista de los setenta en un verdadero ídolo.

En las paredes de ladrillo hay fotos en blanco y negro del joven Cruyff. Estamos en la tienda de Cruyff Classics de Barcelona, en El Born, el barrio de moda de la ciudad. Esta noche es la apertura y se reunirán aquí un gran número de invitados, entre los cuales estarán el excapitán del Barça, Carles Puyol, y Joan la Porta, otrora presidente del club. Por el momento, en la tienda monumental reina la calma. El sol sigue brillando en un cielo azul sin tacha.

A los 67 años Cruyff es aún un hombre delgado, a pesar de la pequeña barriga que no intenta esconder ni siquiera para las fotos (tarea imposible, ya que a cada instante lo solicita gente para tomarse una). Él sigue siendo la mayor estrella de talla internacional que ha salido de los Países Bajos y es, también, la más accesible. Saca tiempo para conversar con cualquiera que se lo pida, ya sea un señor de edad, un reportero de algún periódico o un niño de nueve años con la nariz llena de mocos: a todos les habla con el mismo tono. Es que a Johan Cruyff le gusta tomarse a todo el mundo en serio, es un tipo sin prejuicios.

Llegó por primera vez a esta ciudad hace más de cuarenta años. En ese entonces era “un joven flaco, larguirucho, que fumaba como chimenea”. Así lo describe el viejo catalán que aparece en el documental En un momento dado, de Ramón Gieling. En 1973, la adquisición de Cruyff fue la más costosa del club hasta la fecha. Por eso, y a pesar de haber ganado ya varias copas con el Ajax, quedaban muchas dudas acerca del más reciente fichaje. ¿No hubiera sido mejor adquirir al crack alemán Gerd Müller? ¿Lograría salvar al club ese muchacho larguirucho? El FC Barcelona, orgullo de la Cataluña víctima de la opresión de la dictadura franquista, no había ganado ningún campeonato desde 1960.

Un año antes el detestado Real Madrid, el equipo de Franco, se había coronado campeón. El otro club madrileño, el Atlético, había ganado dos veces. Pero aquel al que en un principio llamaban por los diminutivos de ‘Jopie’ y ‘Cruyffjie’ no perdió tiempo: al cabo de su primera temporada sacó campeón al Barcelona. De ‘flaco’ pasó a ser el ‘salvador’. “Nos devolvió la confianza”, cuenta el viejo catalán del documental, con un nudo en la garganta. “Nunca podremos agradecérselo lo suficiente”.

La victoria 5 a 0 frente al Real Madrid en su primera temporada, además en Madrid, saldó un partido cuya importancia histórica es imposible subestimar. Más tarde, como director técnico, Johan Cruyff ganaría cuatro campeonatos más, incluyendo la Champions del 92, la primera en la historia del Barcelona (con un tiro libre de Ronald Koeman contra la Sampdoria en tiempo extra). Empezaron a decirle “Míster”, y a su equipo lo bautizaron como el Dream Team. ¿Qué más puede darle un individuo a todo un pueblo?

Página
CATEGORÍAS
Edición Actual
Síganos
¿Nos busca? Aquí nos encuentra
© 2012 Todos los derechos reservados | Diseñado por OMEGA WEB SYSTEMS