LA REVISTA QUE SALVA AL HOMBRE
Michael Kelly: la mente perversa de House of Cards

Charlamos con el actor que le da vida al jefe de gabinete más perverso de la historia... de la televisión. Por: Miguel Angel Garro


Página

> No sé si tener a Frank Underwood como presidente de cualquier país del mundo sea una buena idea, je, je. Mucho menos creo que “Doug” Stamper tenga el carisma para lanzarse como una opción presidencial: sería un líder efectivo pero, para ser honesto, un candidato bastante aburrido.

> Me enteré de un tuit que salió de la cuenta oficial de House of Cards. Bromeaban con la crisis en Brasil: juro que no fui el responsable. Más allá de lo que sucede en Brasil, situación seria y que no se presta para bromas, nunca imaginé que el público viera la serie y conectara situaciones reales con tramas ficticias. A la fecha, me cuesta trabajo creerlo…

 > House of Cards es un thriller que se desarrolla en el terreno político, pero su verdadera premisa es el poder.

> Cuando conversaba con Beau Willimon (escritor de la serie) sobre la cuarta temporada, él decía que podría escribir fácilmente a los personajes como destructores de todo a su paso, al igual que lo había hecho durante las temporadas anteriores. Pero no, decidió retarse a sí mismo. Quería ver qué sucedía si sus personajes fracasaban. Y es que nadie puede convertirse en presidente sin sortear uno que otro error en el camino.  

> Lo que ha sucedido con las elecciones primarias en mi país hace que House of Cards parezca una serie cándida. ¡Eso es una locura! Son tiempos extraños para la política de los Estados Unidos. Poco a poco nos dividimos más como país. 

> En cuanto a Donald Trump, creo que merecemos un hombre de estado que represente a nuestra gente con decoro y respeto. Suelo bromear con que existe una tenue similitud entre Frank Underwood y Donald Trump. Y aunque sea injusto para Frank, la realidad ya no es tan graciosa: poco a poco parece más real la posibilidad de ver a Trump en el máximo cargo de los Estados Unidos.

> Que Barack Obama sea fan de House of Cards es todo un honor. Es un hombre al que respeto. No podía creer que él supiera quién era yo el día que lo conocí. 

> Espero que Doug Stamper nunca se convierta en jefe de gabinete de los Estados Unidos, je, je. Seguro sí existen hombres en Washington tan afectivos como Stamper, pero no creo que  en nuestro sistema político haya quienes maten gente para proteger los intereses de su patrón. 

Página
CATEGORÍAS
Edición Actual
Síganos
¿Nos busca? Aquí nos encuentra
© 2012 Todos los derechos reservados | Diseñado por OMEGA WEB SYSTEMS