LA REVISTA QUE SALVA AL HOMBRE

Padre de Internet, 72 años, Connecticut, Estados Unidos. Por Ben Mitchell - Fotografía: Christopher Sturman


Página

> Mi nombre no es tan común. Es la contracción de Vinton. Mi padre también se llamaba así. Era el Gran Vint y yo el Pequeño Vint. 

> Creo que las personas reconocen que Bob Kahn y yo somos los coinventores del diseño básico de Internet, de los protocolos que hacen que funcione y de su arquitectura. Todo lo que llegó después han sido elaboraciones sobre esos conceptos. 

> Soy propenso a fallar en cualquier cosa que involucre destreza física. No me pondría en la pista de baile como ejemplo maravilloso de agilidad. 

> Siempre he tenido la aspiración secreta –una fantasía, en realidad– de interpretar a Henry Higgins en My Fair Lady. El problema es que carezco de la habilidad de reproducir convincentemente el acento británico necesario para ese papel. 

> Si está interesado en un vino para postre, no hay nada mejor que un Château d’Yquem. Olvídese del costo. Vale la pena. 

> Pertenezco a la escuela de ejercicio de Robert Morley [comediante estadounidense]. Esta escuela te enseña que si sientes la urgencia de ejercitarte, debes sentarte y contar hasta 10 hasta que se haya ido. 

> Cuando me uní a Google en 2005 me preguntaron qué título quería. Respondí “¿qué tal archiduque?”. Ellos dijeron, “¿por qué no jefe de Internet evangelista?”. Así que ese es mi título. 

> Conocí a mi esposa cuando los dos teníamos 23 años. Ella todavía parece de 35. Yo no. Las personas me han preguntado “¿ella es tu segunda esposa?”. Una mujer dijo una vez “es tan amable de tu parte venir con tu hija a nuestra fiesta”. Mi esposa cree que eso es muy gracioso. 

> Durante muchos, muchos años, tu cuerpo es tu amigo. Luego, de repente, ya no lo es.

> Aprendes muy rápidamente a no enorgullecerte tanto de los logros de tus hijos; así, cuando se equivocan, no te culpas tanto. 

> Soy muy específico en usar medias que hagan juego con mi traje. De hecho, a veces saco un par de medias que son las que determinarán cuál traje voy a usar. 

> Cuando estaba en bachillerato no quería verme como todos los demás, así que usaba saco y corbata y cargaba un portafolio. Te garantizo que en 1960 ningún otro chico de 17 años se vestía de esa forma. 

Página
CATEGORÍAS
Edición Actual
Síganos
¿Nos busca? Aquí nos encuentra
© 2012 Todos los derechos reservados | Diseñado por OMEGA WEB SYSTEMS